haga clic para activar el zoom
Buscando...
No hemos encontrado ningún resultado
Expandir mapa
Ver Hoja de ruta Satélite Híbrido Terreno Mi ubicación Pantalla Completa Anterior Siguiente
Encontramos 0 Resultados. Ver resultados
Búsqueda Avanzada
encontramos 0 resultados
Sus resultados de búsqueda

Segundo Juzgado de Valparaíso condena a inmobiliaria pagar indemnización de perjuicios y daño moral a propietario de departamento, por presentar fallas, daños y desperfectos a los pocos meses de adquirido.

Publicado por Makluf Abogados en 18 junio, 2020
| 0

Estudio jurídico Makluf Abogados oficina de Viña del Mar, consiguió sentencia favorable en demanda, patrocinada por los abogados Salvador Makluf Freig y José Elías Makluf Freig, de indemnización de perjuicios por responsabilidad contractual seguida en juicio ordinario de mayor cuantía en contra de inmobiliaria, condenándola a pagar la suma de $2.702.057 a título de daño emergente y $10.000.000 a título de daño moral, luego que el inmueble adquirido por el demandante, presentara a los pocos meses, graves daños materiales por defectos en la construcción, específicamente, en la estructura soportante del edificio, lo que genera hasta el día de hoy afectación total del piso flotante por inundaciones y filtraciones; humedad total en paredes y techos; descalabros de paredes y muros; rotura de tabiques; destrozos de enchufes y conexiones; destrozo de techumbre; destrozo de canaletas de aguas lluvias; destrozo de cielo americano, entre otros desperfectos.

La Ley General de Urbanismo y Construcciones, establece el denominado Derecho de Garantía sobre todo daño y perjuicio, señalando que “El propietario primer vendedor de una construcción será responsable por todos los daños y perjuicios que provengan de fallas o defectos en ella, sea durante su ejecución o después de terminada”. A la vez, la normativa establece distintos plazos de prescripción dependiendo de la envergadura y naturaleza de los fallas o defectos, elemento que fue utilizado por la inmobiliaria demandada para argumentar que la acción presentada por el demandante y patrocinada por el abogado Salvador Makluf, estaba prescita. Así las cosas, a través de amplia prueba documental, testimonial y principalmente pericial, se logró acreditar que los daños experimentados por el demandante, se trataban de defectos de la estructura soportante del edificio imputables a la demandada, por lo que no solo se estaba dentro del plazo de 10 años para accionar, sino que también se probó que los desperfectos y fallas estructurales tenían una relación de causalidad con la indemnización de perjuicios solicitada. Al respecto el tribunal resolvió:

“[…]En cuanto a los elementos de la propiedad raíz que fueron dañados, el perito concluyó que son de naturaleza estructural, tales como las losas, vigas y pilares. Además, se estableció que hasta la actualidad el inmueble de autos está siendo afectado en su estructura.

El informe pericial está adecuadamente argumentado, acompañado de algunas fotografías y relacionado con los planos respectivos. La justificación de cada una de sus conclusiones se apoya en antecedentes constatados de manera personal por el experto y la cuantificación económica de cada uno de los rubros es pormenorizada. Las reglas de la lógica y las máximas de la experiencia llevan a este sentenciador a dar credibilidad a la prueba pericial rendida, ya que está apoyado con otros medios de prueba, referidos en el informe.

As las cosas, analizando el peritaje conforme al sistema de la sana crítica, se tendrá por comprobado que el inmueble de propiedad del demandante sufrió un daño estructural imputable a la parte demandada, de acuerdo a la descripción normativa contenida en el artículo 18 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones”

Que como muchos han experimentado, tales daños generan como efecto situaciones de ansiedad, frustración, angustia y, en ocasiones, depresión, toda vez que adquirir un inmueble es el sueño de muchos, lo que implica grandes esfuerzos económicos, sentimientos que sin duda fueron reconocidos y tutelados por la justicia civil de primera instancia, quien teniendo por probados que los daños del inmueble eran efectivamente, desperfectos de la estructura soportante, reconoce a su vez, la necesidad de reparación al afectado.

Es dable señalar, que en lo que respecta a daño moral, la justicia nacional en general ha tenido desafíos para probar y cuantificar esta clase de daño, toda vez que ello se relaciona con sufrimientos psíquicos o espirituales del afectado. En este caso, el daño moral fue probado principalmente, a través de prueba de testigos quienes estuvieron contestes en los sentimientos experimentados por el demandante. Así, el tribunal resuelve:

“En relación al daño moral, el actor sostiene que los daños en el inmueble le provocaron sentimientos de angustia y estrés que afectaron su vida personal y familiar. […] Sin embargo, los cuatro testigos presentados por el actor ratificaron que este último sufrió en sus sentimientos debido a la frustración que le provocó los constantes defectos que sufrió el inmueble de autos. Las declaraciones son contestes y verídicas, ya que concuerdan tanto en el motivo del daño como su envergadura. Además, a partir de los hechos que se han constatado en este proceso, relativos al tipo de fallas constructivas de la propiedad raíz del actor, es posible colegir que soportarlas por un tiempo prolongado y hasta durante el curso de este juicio, han provocado un menoscabo espiritual en el demandante. De guisa, con el mérito de los elementos de prueba aportados, se tendrá por acreditado que el actor padeció un daño moral que reviste gravedad y por un largo tiempo.

Aun cuando el daño extrapatrimonial no puede ser reparado en naturaleza, de manera de dejar a la víctima indemne, se tratar de fijar una indemnización que sea capaz de compensar el mal causado mediante una satisfacción equivalente. Es decir, se intentar de fijar una indemnización cuya cuantía se condiga con la dimensión del daño”.

Sentencia dictada con fecha 07 de agosto de 2019, ROL C-352-2018, Caratulada “Arratia / Inmobiliaria Puerto Nuevo III”, seguida ante el Segundo Juzgado Civil de Valparaíso.

Comenta con Facebook
  • Manual Arriendo Bienes Raices
error: Content is protected !!

Comparar Listados